Triathlon Alpe d'Huez - run

Alpe d’Huez Triathlon

Alpe d’Huez Triathlon

2020 y 2021 están siendo bastante especiales para el sector deportivo. Para Youniti, el principal impacto fue la anulación del Alpe d’Huez Triathlon, una prueba mítica dirigida por Cyrille y Laurence Neveu que han puesto en nuestras manos tanto la estrategia de marketing como la ejecución todas las acciones correspondientes, desde el diseño gráfico hasta los contenidos. Es este un proyecto ideal para Youniti: pocas veces tenemos tanta libertad para armonizar estrategia, contenidos y diseño. El Alpe d’Huez Triathlon es un evento único y supone todo un honor contribuir a su desarrollo desde el año 2016. Me gustaría destacar en esta entrada (sin ninguna pretensión de objetividad, quedáis avisados), lo que para mí son los principales rasgos de esta prueba y que probablemente no hayáis leído en otros sitios.

Triathlon Alpe d'Huez - swim

1 Crecer sin perder autenticidad

El Alpe d’Huez Triathlon crece. A nivel participativo (hemos alcanzado la cifra de 4000 inscritos para 2021) pero también a nivel comercial, con nuevos patrocinios. La problemática de fondo resalta con fuerza: ¿cómo mantener la autenticidad de la prueba mientras se profesionaliza y crece? Pues teniendo las ideas muy claras: la sencillez y un trato próximo y flexible son y seguirán siendo la identidad de la organización que nunca ha pretendido organizar un Ironman. Es algo fácilmente apreciable en, por ejemplo, el perfil de los triatletas que año tras año se inscriben a la larga distancia: triatletas que valoran el lado más “roots” de la carrera y necesitan sentir la energía original de este deporte. Para ellos han sido diseñados unos circuitos duros y unos servicios completos, pero sin adornos innecesarios.

Una fecha peculiar y una oportunidad

Finales de julio, principios de agosto… La fecha habitual del Alpe d’Huez Triathlon es sinónimo de vacaciones. Tradicionalmente, el duatlón transcurre el martes, el Triatlón L (joya de la corona) el jueves y el Triatlón M el viernes. Contando con la apertura de Village Expo el lunes y un miércoles dedicado a las animaciones y a los niños, hablamos de casi 5 días de evento. Y así lo entienden los triatletas, como una experiencia completa: su estancia media es de 4,5 días, tiempo que les permite disfrutar de la prueba, del ambiente y del entorno. Eso da mucha fuerza a la hora de justificar el impacto económico del triatlón en la estación, principal KPI a final de cada temporada. Por otro lado, a nivel de comunicación, esta particularidad se convierte en oportunidad: asociamos las vacaciones al objetivo deportivo, defendemos con mayor facilidad el perfil de festival del evento…

Triathlon Alpe d'Huez - swim
Alpe d'Huez Youniti agency

El recorrido ciclista de la versión L: simplemente, brutal

Obviamente, quien dice “Alpe d’Huez”, dice “21 curvas”, “Tour de France”, “Leyenda” … No nos podemos engañar: el mito ciclista sigue siendo uno de los principales alicientes a la hora de competir en el Alpe d’Huez Triathlon. Pero, personalmente, creo que es muy injusto definir la prueba como el triatlón que sube el Alpe d’Huez. La modalidad reina de la semana, la larga distancia, ofrece un recorrido ciclista impresionante en su totalidad. Salvo los primeros 30 kilómetros, de rápida bajada por el valle del Oisans, el resto del trazado es de una dureza excepcional. ¡Y ni qué decir de su belleza! Hablamos de tres puertos largos y de una infinidad de paisajes entre los bosques del Alpe du Grand-Serre o las paredes minerales que rodean Ornon. Como batalla final, la ascensión del Alpe d’Huez, que, aunque no es la más difícil de la zona, tiene un carácter especial. Mentalmente exige mucho, a causa del desnivel de sus primeros kilómetros y de su interminable parte final.

El triatlón versión M : el más festivo y accesible

Estamos de acuerdo en que el ascenso del Alpe d’Huez es todo un reto, pero os aseguro que se hace muy accesible cuando se trata del duatlón y del Triathlon M, las 2 otras pruebas que cuentan con las míticas 21 curvas en su menú. Durante años, el evento ha tenido dificultades para romper con la imagen de proeza deportiva reservada a triatletas experimentados, pero en 2021 y con más de 1500 inscritos en la distancia corta (completa, al igual que la larga), quedó sólidamente asociado al adjetivo popular, probablemente gracias al sutil impacto del eslogan “Cada uno su leyenda”. Era importante hacer entender que la experiencia se caracteriza más por la belleza de la subida y la calidad de la prueba que por su dificultad (insisto: en el caso del duatlón y del triatlón corto). En este marco (el de nuestro blog), mi aclaración no es un argumento comercial, es la sincera convicción de que el Alpe d’Huez puede ser de todos.

Triathlon Alpe d'Huez - run

Los paisajes de la carrera a pie

Os aseguro que no exagero cuando os digo que Martí y yo hemos visionado y tratado miles de fotos del Alpe d’Huez Triathlon. Es un lujo y una facilidad para nosotros tener tanta diversidad de imágenes con las que alimentar los diferentes canales de comunicación (no os perdáis la cuenta de Instagram por cierto #alpetriathlon). Para mí, las más bonitas siempre son las imágenes de la carrera a pie.  El circuito no es especialmente largo (6,7km), pero sí impresionante, especialmente el tramo que recorre el puerto de “Sarenne”: ofrece una vista extraordinaria de los circos montañosos del alrededor (a 1800 metros de altitud) en un ida y vuelta que deja boquiabierto a cualquier triatleta, ¡al menos en la primera vuelta! Otra cosa que me gusta mucho de este circuito es que los acompañantes de los triatletas de la prueba larga tienen tiempo de sobra para desplazarse y disfrutar también de este tercer segmento.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn